GARBANZOS con BACALAO y ESPINACAS


Hoy es el día del Desarme en Oviedo, y no hay casa ni restaurante allí donde se coma otra cosa. El menú se compone de este potaje, de segundo, callos asturianos y arroz con leche para rematar.

Se conmemora el desarme en esta ciudad de las tropas carlistas, el 10 de Octubre de 1836. 

Hay varias teorías al respecto. Unas cuentan que se agasajó a los vencedores con este menú, otras que los batallones, ante tal festín se echaron una siesta de tomo y lomo y los vecinos aprovecharon para desarmarlos ...en fin.

El caso es que es una fiesta grastronómica con un éxito arrollador, aunque no hay datos que documenten realmente la composición de tal menú.

En casa lo hacemos así.

Ingredientes:
  • 500 gr de garbanzos de buena calidad 
  • 400 gr de bacalao desalado
  • un manojo de espinacas (unos 300 gr una vez limpias)
  • media cebolla 
  • un tomate rallado
  • una cucharada de pimentón
  • aceite de oliva virgen y sal

Elaboración:

La noche anterior se ponen los garbanzos y el bacalao a remojo en abundante agua fría (por separado).

- Ponemos los garbanzos escurridos en una olla cubiertos de agua, unos dos dedos por encima.

- Llevamos los garbanzos a ebullición y desespumamos.

- Mientras tanto hacemos un sofrito con el aceite (unos 80-100 ml) y la cebolla picada en trocitos pequeños. Cuando comience a dorarse separamos del fuego para añadir una cucharada de pimentón sin que se queme. Añadimos el tomate rallado, llevamos un minuto más al fuego para integrarlo y lo añadimos a la olla de los garbanzos.

- Dejamos cocer todo a fuego medio hasta que los garbanzos estén blandos.

Yo en esta parte la hago en olla a presión. 10 minutos es suficiente en mi olla. Esperamos a que se despresurice la olla, abrimos y seguimos con la cocción tradicional.

- Una vez hayan ablandado los garbanzos, añadimos el bacalao desmigado, en trozos regulares, no demasiado pequeños para que no se deshaga del todo.

- Mientras siguen cociendo los garbanzos con el bacalao, escaldamos las espinacas, lavadas y cortadas en trozos no muy pequeños. Las sumergimos en agua bien fría, las escurrimos y las añadimos a la olla.

- Probamos y rectificamos las sal a nuestro gusto. No poner la sal al principio porque dependiendo del bacalao puede que necesite muy poca.

- Terminamos de cocer todo el potaje unos 10 minutos para que se integren los sabores y apagamos. Dejamos reposar una media hora antes de comer.





Es una delicia y los garbanzos en este potaje no resultan nada pesados.

Utilizar unos garbanzos que sean buenos, son los protagonistas. El bacalao podéis usar el que os guste, no hace falta que sean lomos, pueden ser migas o las partes más baratas del bacalao, está igualmente bueno y para esta preparación valen perfectamente.

Al igual que con la fabada, no es conveniente remover los garbanzos con ningún instrumento de cocina para no romperlos, mejor meneamos la olla en movimientos circulares.

No os olvidéis de probar siempre lo que cocináis, aquí es importante comprobar tanto la cocción de las legumbre como la sal.



¡ Espero que os guste !







5 comentarios:

marijose dijo...

Ummm un plato para cucharear y mojar hasta hartarse, que rico¡¡¡¡, bicos

lolines dijo...

Un plato de legumbres buenisimo,
Y el menú que nos explicas todo un lujo.

Manoli Diaz dijo...

Me encanta Loly, los garbanzos así con bacalao no lo hice, pero si con espinacas y en casa nos encanta, la próxima vez que los haga prepararé tu receta que tiene que estar muy rica.
Un besito y feliz semana.

Campurriana Campu dijo...

Apunto. Me apetecen un montón :)

Pamela Palma dijo...

Tremendo menu querida Loly, aunque yo me conformo con estos garbanzos de miedo, qué cosa más buena. Ya te contesté a la pregunta de si podías hacer el paté con otros hígados, claro que se puede! Besos